Iglesia de San Bartolomé El Viejo

Iglesia de San Bartolomé El Viejo

Historia

El terreno que ahora ocupa el Teatro Principal, situado en pleno centro histórico de la ciudad, a lo largo del tiempo sufrió varias transformaciones en cuanto su funcionalidad, manteniendo siempre su uso como equipamiento para los ciudadanos, por lo menos desde finales del siglo XIII. De esta época data la primera construcción, la iglesia parroquial de San Bartolomé el Viejo.

Después de unos siglos de crecimiento y bonanza para Pontevedra, En el siglo XVIII, la situación de la ciudad cambiará radicalmente, la pérdida de los bancos de pesca, en especial de la sardina, el cegado de la ría y la pérdida del puerto, añadiendo guerras, pestes y la emigración de las familias nobles dejaron a Pontevedra abandonada a su suerte. Así en 1759 el gobierno de su majestad dispuso que “por encontrarse la parroquia de San Bartolomé amenazada de ruina” fuera trasladado el culto a la iglesia de la Compañía y que se procediese a edificar casas con renta cuyos beneficios fueran para la parroquia.

Tras una dura oposición popular a este planteamiento, en el año 1842, ante la amenaza de ruina que presentaba el edificio, se decide su derribo, quedando del viejo templo solo una portada reconstruida en las Ruinas de Santo Domingo.

El solar, después del derribo, fue empleado como plaza, la Plaza de Tetuán. En 1864 se empiezan las obras del edificio  para la Sociedad del Liceo Casino con teatro anexo, conocido posteriormente como Teatro Principal, el autor del proyecto del Liceo Casino fue el arquitecto Domingo Lareu; y del Teatro Principal el arquitecto Faustino Flores. Su inauguración tuvo lugar el 2 de agosto de 1878.

La fachada del Teatro Principal, en un principio, sólo era utilizada para la carga y descarga de material del escenario, debido que el Teatro era de uso exclusivo para los socios del Liceo, y la entrada a éste se realizaba desde el Casino, siendo la fachada el cierre posterior del escenario, sin embargo al quedar ésta a la vista, se siguió con la línea de las fachadas laterales del edificio.

El Teatro Principal acoge en abril de 1900 la primera proyección cinematográfica de Pontevedra, y en diciembre del mismo año la primera audición de fonógrafo con bocina.

La aparición de las salas de cine en Pontevedra, el cine Victoria en 1943, el teatro Malvar en 1948 y el posterior Gónviz en 1970, delegaron al Teatro Principal a un segundo plano, convirtiéndose primero en un cine económico y posteriormente en un cine de variedades.

El 14 de abril de 1980 un incendio producido por un cortocircuito en la sala del bingo del Liceo se extiende por todo el edificio destruyendo también el Teatro Principal. Solamente se mantuvieron en pie los muros de las paredes maestras. El 22 de agosto de 1983 el Ayuntamiento adquirió las ruinas del Teatro, y el 9 de enero de 1984 se convoca un concurso público para su reconstrucción.

El edificio actual, inaugurado en enero de 1997, es obra del arquitecto José Miyer Caridad, que ganó el concurso del anteproyecto.